Jugar al poker > Estrategias

El cálculo del valor esperado en el póquer

Escrito por Ademir / 27 de enero de 2010

Para comprender a ciencia cierta la importancia del valor esperado en el póquer se pueden analizar ciertos movimientos avanzados.

Los porcentajes son básicos

Los porcentajes son básicos

Tomemos como muestra una situación de juego en la que se tenga un as y el diez de trébol. En la etapa del flop se presentan 2,7,8 en donde el 7 y el 8 corresponden a trébol. Si existen 8 jugadores en el bote y uno está manejando la ciega pequeña, es decir, el primero en apostar, ¿Qué sucederá si decidimos pasar y quién tiene la ciega grande apuesta? Y si acaso tres jugadores deciden apostar, por nuestra parte, ¿vale la pena aceptarla?

Decidir con fundamento

La respuesta no es difícil de determinar: se puede y se debe elevar la apuesta comentada. La razón es patente: se presenta una posibilidad de 35% de que se obtenga un color en el turn o en el river. Si se cuenta con ese color, hay una notable oportunidad de que el bote pueda ser conseguible. En dado caso de que elevemos la apuesta, seguramente 4 jugadores se decidirán a apostar, lo cual se traduce en que se estará agregando un porcentaje de 20% al bote. De tal modo que si se trataba de un juego $1-$2 el valor esperado de beneficio alcanzará los $.75 ($5*$.35 -$1).

Variaciones inesperadas

Un factor estrechamente asociado con el valor esperado es el de la ocurrencia del farol. Cada que se efectúa un farol se deberá contar con un estimado acerca de las oportunidades de que tal subterfugio sea de provecho y que rinda los efectos esperados.

Un valioso ejemplo al respecto es el siguiente: si tenemos un bote de $100 y uno realiza un farol por $50, se precisan al menos de 33% de ganancias, pensando en que se tiene 0% de posibilidades de salir airoso en el caso en que los demás acepten la apuesta lanzada. La razón de ello estriba en que se necesita ganar 1 de 3 ocasiones para no perder ni ganar nada.

La gran diferencia

Otro aspecto relevante del cálculo del valor esperado, es que permite marcar la diferencia entre las pequeñas y las grandes equivocaciones en el póquer. Los más graves desaciertos en este juego de azar se presentan cuando se actúa de cierta manera sin considerar un valor esperado ostensiblemente negativo. Lo contrario ocurre en el caso de los errores menores, ya que estos acontecen, generalmente, cuando solamente se cuenta con una cantidad nimia de valor esperado.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment