Jugar al poker

Fallas de los jugadores nóveles de poker

Escrito por Ademir / 19 de julio de 2010

En las líneas que siguen mencionaremos algunas de las fallas que acontecen con más frecuencia cuando uno se inicia en los desafíos en el póker.

Nadie nace enseñado.

Nadie nace enseñado.

Blufear de más

Para distinguir a un jugador de cuidado, con respecto de aquellos que no lo son, basta con evaluar el nivel de blufeo que maneja. Si un contrincante blufea en el momento oportuno, si usa esta estratagema con inteligencia y justificación, entonces estamos ante un jugador de respeto con el cual hay que conducirse con reservas. De lo contrario, cuando un jugador abusa del blufeo y actúa cual si se encontrará en una cinta de gangsters y tahúres o en la final de un campeonato profesional, entonces estamos, seguramente, ante un principiante inofensivo.

Precipitarse al jugar

Dominar el juego del poker requiere de estudio y mucha práctica. Sin embargo, aun cumpliendo con tales requerimientos, si no se cultiva un temperamento juicioso y paciente, nunca se podrá triunfar en las lides de este deporte. Adentrarse en la dinámica del poker con real provecho demanda tener la paciencia necesaria para aguardar durante mucho tiempo por las mejores cartas. Por lo consiguiente, quien sabe esperar cuenta con una gran parte de lo que se requiere para ganar en el poker.

Tomar alcohol cuando se juega

Resulta bastante significativo que muchos casinos tengan la cortesía de obsequiar tragos a los jugadores. Esta amabilidad esconde la intención de disminuir la concentración de los apostadores y así impedir que ganen, que salgan del casino con grandes ganancias. De tal suerte que hay que evitar por completo la costumbre de beber alcohol al jugar al poker o cualquier otro juego de azar y más si se hace por medio de apuestas monetarias.

Dejar las partidas cuando no se debe

Ahora comentaremos una de las equivocaciones más comunes entre los jugadores principiantes. Se refiere a la decisión de dejar la mesa de juego tras haber ganado una serie continua de manos. Bien puede ser que la intención de no arriesgar lo ganado sea lo que orilla a tales jugadores a retirarse. Sin embargo, lo recomendable es aprovechar las rachas de buena fortuna y obtener todo el beneficio posible de ellas. En este sentido, hay que arriesgarse, jugar mucho y ganar el respeto de los demás rivales.

Finalmente, otro buen consejo, es el de no medirse ante contrincantes demasiado experimentados. Ningún beneficio puede obtenerse de ello y sí, en cambio, graves pérdidas y una enorme desilusión.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 comentario

  1. […] lograrlo. Un ejemplo de cómo se manifiesta tal mecánica es cuando se tiene el súbito recuerdo de jornadas negativas, incluso desastrosas en términos financieros, en el transcurso de una partida de […]

Leave a comment