Jugar al poker

Ganar en el póker

Escrito por Ademir / 25 de mayo de 2010

El poker es un juego de estrategia, y por eso a los jugadores lo que les interesa en ganar. Y eso, como todo, tiene una técnica.

Ganar en el poker, suerte y estrategia

Ganar en el poker, suerte y estrategia

La mayoría de las personas tiene alguna noción acerca del póker, aún si solo se tratara de vagas referencias obtenidas a través del visionado de películas en donde frecuentemente se hace mención acerca de este clásico de los juegos de casino.

No obstante, ganar en el póker requiere algo más que este simple acercamiento.

Un juego demandante

Aún esas personas que reconocen el hecho de que el póker es imposible de ser reducido a una mera destreza manual, generalmente no dimensionan la demanda de facultades que requiere. Por supuesto que el azar tiene una gran relevancia, pero no obstante, la clave para triunfar en este juego se localiza en la habilidad mental y una pizca de temperamento, tal y como sucede en el ajedrez, el backammon.

Simple y sencillamente los jugadores más diestros ganan el bote y los menos aplicados tienen que pagarlo. A final de cuentas son las fichas acumuladas en la mesa de juego las que determinan al vencedor. Esa es justamente la razón por la cual el póker puede ser considerado como un juego de azar bastante riesgoso.

En otros juegos son los puntos acumulados los que distinguen y señalan al vencedor, en el póker es exclusivamente la cantidad de dinero y quien se queda con ella, lo que especifica al se lleva la gloria. Paradoja insólita, el más grande juego de casino es el de mecánica más sencilla y trepidante.

Juego de espejismos

Debido a la sencillez de sus leyes y reglamentaciones podría pensarse que el póker es fácil de dominar y que en él todo se vincula a la suerte. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que ciertas manos pueden garantizar una buena posibilidad de triunfo, como una mano de 4 ases, pero también es factible que un lance así no nos proporcione ganancias significativas.

Lo que decide todo es saber si los demás contendientes han fundamentado sus apuestas con manos consistentes, puesto que de no ser así, el juego y la competencia se terminan sin remedio. Más allá de sus apariencias el póker no es un juego sencillo, pero tampoco complicado.

Es una actividad lúdica, áspera, ideal para los audaces y diseñado para arrebatarles a los medrosos sus ahorros. Las cualidades que definen a un campeón de póker, son las siguientes: agresividad, astucia y paciencia a partes iguales. Pero también ingenio y capacidad de suspender las emociones de acuerdo a las circunstancias.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 Comments

  1. […] hoy no fue suficiente para ganar la mano, mañana puede ser la clave del triunfo. Quien apueste en el poker con verdadero deseo de ganar, no puede permitirse ningún tipo de sentimentalismo u obcecación. De […]

  2. […] el juego del poker requiere de estudio y mucha práctica. Sin embargo, aun cumpliendo con tales requerimientos, si no […]

Leave a comment